El futuro de la construcción con impresión 3D

La impresión 3D es un método que se ha venido trabajando desde 1976 cuando se comenzó con el desolló de los primeros equipos, al igual que materiales que pudieran ser utilizados, sin embargo no fue hasta 1992 cuando 3d Systems desarrolló la primer impresora de tipos esterelográfico, a raíz de esto se comenzó a utilizar más la impresión 3D en algunas aplicaciones científicas y tecnológicas.

En la actualidad la impresión 3D tiene diferentes aplicaciones ya que se utiliza para realizar obras de arte, piezas industriales, materiales de construcción, prótesis, joyería, objetos de tela, entre otras aplicaciones que han visto la utilidad d

¿Cómo funciona la impresión 3D? 

Este tipo de impresión hace uso de un software que permite diseñar las piezas para que después estas sean enviadas a la impresora e inicie el proceso de creación, dicho proceso se hace por medio de la superposición de capas de materiales como plástico y aleaciones de metal que permiten que la impresora vaya trazando el diseño en tercera dimensión.

A diferencia de otros procesos de creación de piezas, el uso de una impresión 3D permite que no haya materiales sobrantes y que se pueda aprovechar toda la pieza completa, por lo que es un proceso que ha ido reemplazando la manufactura, es por esto que este tipo de tecnologías comienza a ser utilizada en industrias como construcción, diseño, textil, aeronáutica, médica, entre otras. 

Esta tecnología funciona de igual manera que una impresora normal, la impresora se va moviendo en un espacio determinado mientras va desechando diversas capas de un material que normalmente podría ser hormigón o incluso plástico, esta práctica suele ser más económica ya que reduce gastos en mano de obra y suele ser más eficiente ya que el tiempo de construcción con una de estas máquinas suele ser más apresurado que los métodos tradicionales ya que una construcción de este tipo puede estar completamente terminada en unos cuantos días.

Uno de los proyectos ya realizados con este tipo de tecnología se pueden observar a las afueras de Nacajuca, México donde las casas fueron impresas en 3D, este tipo de impresoras solo necesita de la mano de obra de 3 trabajadores y 24 hrs para construir una casa familiar de 152 m2  con dos dormitorios un baño, sala y cocina desde cero, las casas además de ser completamente funcionales pueden soportar  condiciones extremas y han resistido un terremoto de una magnitud de 7,4.

¿Que beneficios tiene usar la impresión 3D?

Uno de lo grandes beneficios de utilizar esta tecnología es que permite crear piezas, primero en tres dimensiones y visualizarlas de forma digital a través del software el cual ayuda a tener una mejor conceptualización del objeto dando pie a la optimización y modificándose cuantas veces sea necesario, después crearlas de manera que las piezas sean realizadas correctamente y en caso de ser necesario que estas puedan ser modificadas.

Otro de los beneficios y que ya mencionamos anteriormente es el aprovechamiento de recursos y materiales ya que al realizar el diseño de piezas determinadas no se usa un excedente de materiales y únicamente se imprime los necesario, lo que ahorra costos. 

¿Cuáles son los beneficios para la construcción?

En el ámbito de la construcción el uso de la impresión 3D lleva relativamente poco de haberse implementado, sin embargo, ya muestra grandes beneficios en cuanto al ahorro en materiales y menores costos en la construcción, esto se debe a que no se genera un sobrante de materiales como acero o madera y por otro lado el costo de impresión es menor al que podría generar una obra completa. 

Otro de los grandes beneficios es que se elimina el costo tanto de traslados como alguno de manos de obra, ya que se pueda trasladar la impresor al sitio donde se vaya a realizar el inmueble y comenzar a generar las piezas necesarias que se vayan a colocar.

Estás impresoras son capaces de imprimir tanto paredes, como tuberías, ya que en el programa de impresión se diseñan las paredes que pueden ser de hormigón y se colocan las tuberías de agua y luz para que queden listas para ser completadas por un fontanero o un electricista.

En la actualidad hay proyectos con este tipo de construcciones en Alemania, casas realizadas por empresas americanas y edificios hechos en China, lo cual ha demostrado que se disminuye de manera significativa el costo de la obra, el tiempo que tomó realizarla y de la misma forma la mano de obra que se necesito para completarla.

¿Qué limitaciones tiene en la construcción? 

Hasta ahora una de las principales limitantes que se han encontrado es el tamaño de las construcciones donde se vaya a utilizar este proceso, ya que estas impresoras se colocan sobre una estructura que permite a la impresora desplazarse generando las paredes y los bloques, por esto es que se ha usado en edificios de tres pisos o en casas.

Además hasta ahora se han usado sólo algunos materiales como el hormigón y el acero para realizar este tipo de impresión 3D, por lo que se está analizando qué otros materiales podrían ser usados al momento de realizar obras.

En conclusión, la impresión 3D brinda a quien la usa nuevas posibilidades de crear más aplicaciones y de facilitar la creación de ciertas piezas por lo que muestra un futuro prometedor no sólo en el ámbito de la construcción, sino en otras aplicaciones.

Links que te pueden interesar:

Salir de la versión móvil