Valuación de Activos – Avaluos Activos Fijos e Industriales

¿Qué es un avalúo?

Un avalúo es el proceso de estimación y dictamen técnico del precio más probable que podría tener un activo en un mercado abierto a partir de sus características físicas, vida útil remanente, estado de conservación y, en ocasiones, su ubicación geográfica.

Llamamos “activo” al conjunto de bienes y derechos que son propiedad de una empresa, institución o individuo, que en un momento dado pueden ser convertidos en dinero. 

¿Cómo se dividen y categorizan los activos en la valuación?

La valuación de activos es el proceso de estimar de manera veraz y en datos verificables  el valor de un activo, ya sea tangible o intangible. 

Avalúos Tangibles e Intangibles

Es importante realizar una valuación de activos para tomar decisiones informadas dentro de una empresa. Nos permite respaldar informes financieros, contables, fiscales y de seguros.

Por ejemplo, si quisiéramos contratar un seguro que cubra el equipo de laboratorio de nuestra empresa, sustituir instalaciones por unas más modernas (o evitar pérdidas en ajustes de inventarios y liquidaciones), escuchar ofertas de compra o simplemente constatar que cumplimos con las Normas Internacionales de Información Financiera, lo mejor será realizar una valuación de activos ejecutada por una firma profesional que conozca el mercado y la industria.

Nuestras actividades precisan de la actualización y formación en normas nacionales e internacionales para la correcta aplicación que nos dan la pauta a ofrecer los mejores estándares de calidad en este tipo de servicios.

¿Cuándo es necesaria una valuación de activos?

Dentro de las necesidades de la valuación de activos fijos se encuentran:

  • Auditoría de Terceros
  • Precios de Transferencia
  • Valor Asegurable
  • Valor Comercial o Mercado
  • Valuación Financiera (Normas Internacionales)
  • Valuación de Razonable

El valor de mercado o el valor comercial es el valor que se busca para el propósito de valorizar a un bien para un fin de intercambio, registro o actualización, según sea el propósito de los agentes o sujetos.  Para el desarrollo de la valorización de activos se necesita dar un adecuado tratamiento a los datos que preceden a los activos fijos como son:

1.- Gastos de mantenimiento, importación o instalación a los que haya sido sujeto el activo en cuestión.

2.- Desarrollo, innovación o componentes especiales que hagan la diferencia respecto a los comparables de mercado que se puedan encontrar dentro de la investigación de y procesos del avalúo.

¿Quiénes necesitan una valuación de activos?

  • Empresas dentro del giro industrial.
  • Despachos contables, auditores, inversionistas o entidades financieras.
  • Dirección, Gerentes Industriales, Gerentes de Control de Activo o en General.

¿Cómo se hace?

Generalmente se utilizan varios métodos en diferentes escenarios. Para que los analistas puedan ofrecer una opinión con distintos puntos de vista se utiliza más de un método.

Para facilitar el proceso de valuación de activos de tu empresa, es recomendable que cuentes con la siguiente información:

  • Estados financieros
  • Plan de negocios
  • Proyecciones financieras con un horizonte de 5 a 8 años.

Algunos métodos de valuación de activos más comunes:

valuacion de activos 2

Procedimiento

Para facilitar el proceso de valuación de activos de tu empresa, es recomendable que cuentes con la siguiente información:

  • Estados financieros
  • Plan de negocios
  • Proyecciones financieras con un horizonte de 5 a 8 años.

Lineamientos, normativas y boletines

Para la correcta realización de una valuación de activos, es necesario echar mano de los servicios de un perito valuador (avalado por la S.E.P., la Federación de Colegios de Valuadores, el Instituto Mexicano de valuación o la Academia Mexicana de Peritos Valuadores) que cumpla con ciertos requisitos éticos y técnicos, como lo son:

• El valuador deberá manejarse con imparcialidad, objetividad e independencia. Esto quiere decir, que el valuador siempre entregará un trabajo completo, sin error y oportunamente, con resultados independientes a los deseos o anhelos del cliente, otras personas, organismos o instituciones públicas o privadas, como así lo indica el Código de Ética y Principios de la Federación de Colegios de Valuadores.

• Dado que el conocimiento para llevar a cabo la valuación de activos requiere un alto grado de capacitación, es necesario que el valuador sea competente en su campo de ejercicio. Esta competencia se logra a partir del estudio, experiencia y práctica. Considerando que el cliente (y terceros), quien no posee el conocimiento especializado necesario, deposita toda su confianza en el valuador, es incorrecto que el valuador acepte un trabajo que involucre la valuación de un bien para el cual no está calificado, a menos que se asocie o consulte con otro valuador que esté debidamente calificado, debiendo informar todo esto con antelación al cliente.

Así mismo y de acuerdo a la normativa NMX-R-081-SCFI-2015, todos los informes deberán contener los siguientes datos:

  • Identificación y estatus del valuador
  • Identificación del cliente y otros usuarios a los que se les destine
  • Finalidad o propósito de la valuación
  • Identificación del bien o activo u obligación que se ha de valuar
  • Base de valor 
  • Fecha de valuación 
  • Amplitud de valuación 
  • Amplitud de la investigación 
  • Naturaleza y procedencia de la información base 
  • Suposiciones y suposiciones especiales 
  • Restricciones sobre el uso, distribución o publicación 
  • Confirmación de que la valuación se ha acometido a esta Norma
  • Enfoque de valuación y fundamentación
  • Monto que arroje la valuación o valuaciones
  • Fecha del informe de valuación

¿NIIF, NIC y NIF?

En el mundo actual, el lenguaje contable, financiero y legal puede variar ampliamente de país a país. Es por eso que la International Accounting Standards Board y la International Financial Reporting Standards Foundation propusieron respectivamente las NIC (Normas de Información contable) y las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera) para homologar los estándares y formas de presentar información a nivel internacional. Por su parte, México cuenta con las NIF (Normas de Información Financiera) avaladas por el Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera A.C. 

A pesar de que las dos primeras normativas son propuestas por instituciones privadas y, por tanto, ningún país está obligado a seguirlas, es un hecho es que buena parte de las naciones han adoptado sus principios básicos. Y no es que las apliquen directamente, sino que adaptan sus normativas para acoplarse a estos preceptos. 

La ventaja de ceñirse a estos lineamientos al momento de realizar un valuación de activos, es que se garantiza que nuestra información arrojada por el perito valuador será comprensible y transparente no sólo para nuestro territorio, sino a nivel internacional.

valuacion de activos 3
Scroll to Top