Conoce más sobre las etiquetas RFID

Conoce más sobre las etiquetas RFID

etiquetas RFID

Para las empresas que manejan una gran cantidad de activos fijos es importante que se tenga presenta que se requiere que estos estén marcados con placas o etiquetas de identificación que permitan conocer la información de cada uno de los activos y el estado en el que se encuentran, uno de estos tipos son las etiquetas RFID, las cuales fueron desarrolladas por el MIT en el año de 1920 y consiste en identificar activos u objetos a través de la radio frecuencia y cuentan con la capacidad de almacenar y recuperar datos de manera remota.

Este sistema de RFID funciona a través de la emisión de señales de radiofrecuencia que son emitidas por las etiquetas y que son captadas por un lector RFID el cual recibe la información y la pasa a un formato digital. 

El sistema RFID se compone de tres elementos principales que le permiten operar de forma correcta:

  • Etiquetas RFID: : Estas etiquetas se componen por una antena, un transductor y un chip, el cual cuenta con un memoria que tiene la capacidad de enviar información la cual es recibida por la antena. 
    • Sólo lectura: Permite colocar un código único y personalizado para identificar activos o elementos. 
    • Lectura y escritura: Estas etiquetas permiten tanto la lectura, como la modificación de la información. 
    • Anticolisión: A través de estas etiquetas los lectores pueden identificar varias de forma simultánea, esto siempre y cuando las etiquetas vayan ingresando una a una. 
  • Lector RFID o transceptor:  Estos se componen por una antena, un transceptor y un decodificador. Lo que se busca es que los lectores envíen de manera periódica las señales y ver si se recibe información de las etiquetas la cual envía la información obtenida a otro sistema donde se realiza un procesamiento y análisis de datos. 
  • Subsistema de procesamiento de datos: Es aquí donde se procesa y almacena la información obtenida de las etiquetas. 

¿Qué tipos de etiquetas RFID podemos encontrar? 

Dentro de las etiquetas RFID que se pueden elegir encontramos diferentes tipos ya que están aquellas que cuentan con alimentación de una batería y también las que dependen del formato que tengan. Por esto podemos encontrar las siguientes: 

Etiquetas según el tipo de alimentación: 

Etiquetas pasivas: No requieren una fuente de alimentación interna ya que son activadas por el lector que brinda una corriente eléctrica y establece comunicación desde una distancia que va de los 10mm a los 6-7 metros. 

Etiquetas activas: Estas etiquetas cuentan con una batería interna lo que les brinda un tiempo de vida útil limitado, sin embargo cuentan con una mayor distancia de lectura por lo que se vuelven ideales para los sectores industriales, transporte y logística. 

Etiquetas semipasivas o semiactivas: Cuentan con una batería que proporciona energía a la señales que se emiten y se reciben y que esto sea de forma independiente, además pueden contar con alcance aún en condiciones extremas. 

Etiquetas según su formato: 

  • Etiquetas de conversión o sandwich: En este caso el formato RFID está entre dos láminas que contienen adhesivos entre capas protectoras, esto se realiza en tarjetas de crédito o de identificación. 
  • Encapsulado: Se hace una protección de la etiqueta con diferentes tipos de materiales dependiendo el propósito. 
  • Sobre espuma de foam; Esto para separar los materiales y que haya una lectura adecuada. 

¿Cuáles son las ventajas que brindan las etiquetas RFID?

Las etiquetas RFID brindan muchos beneficios a las empresas dependiendo del uso que se les quiera dar por lo que a continuación mencionaremos algunos de los principales: 

  1. Brindan una lectura rápida y fácil: Gracias a que estas etiquetas funcionan a través de las señales que emiten no es necesario que tengan una lectura directa, esto permite tener una mejor flexibilidad sobre el lugar donde se coloca la etiqueta. 
  2. Permite modificar o reescribir la información: Por cómo se conforman las etiquetas permiten que la información pueda ser modificada, lo que brinda una mayor facilidad al momento de manejar la información. 
  3. Permite mayores distancias: Gracias a su funcionamiento estas etiquetas permiten una lectura a mayor distancia, sin necesidad de encontrarse tan cerca de la etiqueta. 
  4. Permite almacenar más datos: Por sus cualidades estas etiquetas permiten el almacenamiento de más datos que los códigos de barra o los códigos QR. 
  5. Permiten una lectura masiva: Ya que esta se puede adaptar según los requisitos y la configuración del software. 

En ANEPSA podemos realizar placas y etiquetas con el sistema RFID para realizar el inventario de activos fijos, además de brindar los lectores que se adaptan a las necesidades de la empresa. 

Links que te pueden interesar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top